VOLVER

Cómo evitar “quemarte” trabajando en impacto social

Álvaro Pérez-Pla|Acumen Academy Spain
Te contamos una estrategia que funciona para llenarte de energía, motivación y vitalidad y poder seguir haciendo tu valioso trabajo.
Cómo evitar “quemarte” trabajando en impacto social

Hace aproximadamente un año la Organización Mundial de la Salud reconocía oficialmente como enfermedad el 'burnout', que puede traducirse como síndrome de "estar quemado" o de desgaste profesional y que parece afectar de forma especial a las personas que lideran proyectos sociales.

La gente que hace suya la misión de ayudar a la sociedad o al medio ambiente dedica tanto tiempo y está tan apasionada por lo que hace que muchas veces no sabe parar, lo que unido a las presiones financieras -ya sea la necesidad de levantar capital o simplemente ganarse la vida- puede pasar factura, llevándoles a tener más probabilidades de sufrir agotamiento y ansiedad. ¿Cómo evitar esta llegar a esta situación?

Son muchas las esrategias que pueden servirnos para evitar el agotamiento. La mayoría de ellas suelen centrarse en el cuidado de uno mismo, que es clave. Reservar tiempo para conectar con uno mismo, para parar un poco y respirar, poniendo en valor el trabajo realizado, puede marcar la diferencia en relación con nuestro bienestar. Comer mejor y hacer ejercicio, hacer planes con amigos o familia o crear una rutina pueden ayudar a evitar que nos sintamos "quemados" o desgastados.

Además, para que las personas que trabajan en el sector social eviten el “burnout” puede ser eficaz enfocarse más allá de sí mismos. En este sentido, Emily Esfahani Smith, autora de The Power of Meaninghabla del poder de los intercambios personales simples para cargarnos de energía y motivación. Intercambiar unas palabras con el hombre que te atiende en la tienda de la esquina o con esa mujer con la que te cruzas cada día al ir a trabajar, puede tener unos beneficios inimaginables.

Después de años investigando sobre las pequeñas interacciones que ocurren entre las personas, la profesora de la Universidad de Michigan Jane Dutton concluyó que las conexiones de calidad, que describe como “vitaminas instantáneas” por sus beneficios, se caracterizan principalmente por tres cosas:

  • Energía positiva: Aún siendo breves o con alguien que ni siquiera conoces, estos intercambios “encienden una llama”. Experimentas una subida en tu nivel de energía y motivación o un sentimiento de vitalidad. 

  • Consideración positiva: Sientes que la otra persona está viendo tu yo más auténtico, aunque sea solo una pequeña parte de ti. 

  • Mutualidad: Hay un compromiso adquirido por igual durante ese momento, que nace de la vulnerabilidad y respuesta mutua. Ambas personas experimentan una participación plena.

La investigación de Dutton concluye que estos encuentros e interacciones no solo nos hacen sentirnos bien, sino que pueden jugar un papel clave en los resultados de nuestras empresas e incluso en nuestras reacciones psicológicas y corporales. Cuantos más intercambios de este tipo tengamos en nuestro trabajo, más efectos positivos tendrán en nuestro sistema inmune, cardiovascular y neuroendocrino. 

Te dejamos aquí algunas claves para empezar a construir este tipo de conexiones:

1. Construye una mentalidad de conexiones: Piensa en todos los momentos de tu día en que estás mirando fijamente tu teléfono. ¿Podrías convertir alguno de esos momentos en una oportunidad de conexión? 

2. Da el primer paso: Sé la persona que empieza la conexión. Puede que pensemos que no tiene mayor sentido interactuar con la persona que tenemos sentada al lado en el transporte público, pero si te acercas a ella con un gesto amable, es probable que te lo devuelva. 

3. Establece patrones y rutinas para mantener conexiones de buena calidad: Si empezamos a conocer a las personas que se encuentran a nuestro alrededor nos sentiremos parte de una comunidad más grande. El intercambio recurrente positivo con otras personas genera un sentimiento de seguridad y de comunidad.

La fundadora de Acumen, Jacqueline Novogratz, conoce muy bien el poder de estas conexiones de calidad. Casi todas las personas que se cruzan con ella, vengan de donde vengan, se sienten escuchadas, más enérgicas y motivadas después de hablar con ella. Y el intercambio es recíproco, Jacqueline también recibe energía, motivación y vitalidad de esas personas.

Estos tres ingredientes, energía, motivación y vitalidad,  son clave para cualquier persona que se haya propuesto hacer del mundo un lugar mejor, así que te animamos a probar este antídoto contra el agotamiento y el desgaste. ¡Ojalá sirva para ayudarte a seguir haciendo tu valioso trabajo!


También te puede interesar


Sobre Open Value Foundation

Open Value Foundation es una fundación familiar que impulsa y difunde un modelo híbrido entre la filantropía tradicional y la inversión de impacto para mejorar la vida de las personas más vulnerables.

Open Value Foundation pertenece a Santa Comba Gestión SL, holding familiar aglutinador de proyectos que fomenta la libertad de la persona desde el conocimiento.

Contacto

José Abascal, 45, Planta principal
28003 Madrid (España)

+34 91 077 06 08

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Suscríbete a nuestra newsletter
© Copyright 2019. Open Value Foundation