VOLVER

También en el campo de la cooperación, la unión hace la fuerza

Chema Caballero|Fundación Salvador Soler

Chema Caballero nos habla de Foro Benín, un proyecto que reúne a distintas organizaciones de la sociedad civil que trabajan para el desarrollo en Benín para fomentar la coordinación y el intercambio entre ellas y así llegar más lejos. La iniciativa, impulsada por la Fundación Salvador Soler, demuestra que colaborar en el campo de la cooperación es posible, independientemente del origen de los actores implicados.

También en el campo de la cooperación, la unión hace la fuerza

En la mayoría de los países de África subsahariana ha surgido un tejido ciudadano que cada vez adquiere un mayor protagonismo en el tramado de la urdimbre que configura el ámbito social, la política y la economía de sus municipios, provincias, regiones o Estados. Son muchas las personas que se sienten interpeladas por la realidad que les rodea y desean construir un mundo mejor y más justo en torno a ellas.

Para conseguirlo, optan por crear asociaciones que persiguen diferentes fines: cuidado de la población más desfavorecida con especial hincapié en las mujeres, niñas y niños o ancianos y enfermos; prevención del cambio climático; fortalecimiento de la seguridad alimentaria; mejora del acceso al agua, saneamiento o salud; paz y reconciliación; fortalecimiento de la democracia y defensa de los derechos humanos; empoderamiento de los jóvenes; acceso a la educación para todos; mejora y promoción del sector agrícola y ganadero… Cada uno de los retos o problemáticas que un colectivo pueda enfrentar puede ser canalizado a través de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC).

A pesar de su buena voluntad, muchas de ellas pueden que no hayan sido constituidas de una forma realmente transparente o que sus miembros carezcan de la formación adecuada, de los recursos o la financiación para llevar a cabo la tarea que se han impuesto, además de adolecer de otras posibles limitaciones.

Igualmente se da el caso de que muchas de ellas se yuxtaponen en objetivos, territorio y usuarios y terminan convirtiéndose en enemigas que compiten por los escasos recursos que están disponibles, rompiendo así uno de los principios básicos del trabajo por la comunidad: el de la cooperación. En otras ocasiones se trata de simple desconocimiento de la existencia del otro, de su trabajo o de sus lecciones aprendidas que se podrían compartir para resultar más eficaces en la labor que cada una de ellas desarrolla.

Es decir, la buena voluntad no basta para rendir un servicio profesional y eficiente a la sociedad que, además, la cuestione y transforme, y por eso, la mayoría de las veces, las OSC generan nuevos problemas que se suman a los ya existentes.

Hace años que la Fundación Salvador Soler empezó a trabajar en Benín apoyando a congregaciones religiosas y descubrió que, a pesar de que muchas de ellas llevaban a cabo tareas similares en el campo del desarrollo y la promoción humana y de conocer la existencia de las otras, nunca se habían juntado para compartir sus experiencias, formarse e informarse sobre temas que concernían a todos y mucho menos para ver la posibilidad de unir fuerzas y crear sinergias que les permitieran ser más eficaces, llegar a más personas y abaratar los costes de sus trabajos. Por eso, la Fundación tuvo la idea de generar el Foro Benín, un espacio físico donde los religiosos pudieran encontrarse para convivir, formarse, compartir y unirse para llegar más lejos. Los resultados han sido muy positivos: consorcios para desarrollar proyectos en común, compartir gastos de contenedores, formación en distintos temas, puesta en común de lecciones aprendidas… De ahí que la Fundación diera un salto y comenzara a ofrecer la misma posibilidad a las OSC del país. La aceptación fue inmediata y ya ha celebrado tres foros con ellas.

“Es difícil trabajar unidos y crear sinergias entre nosotros”, “nos falta formación”, “necesitamos apoyo técnico y, sobre todo, financiero”, “muchas veces incidimos sobre los mismos beneficiarios por la falta de comunicación entre nosotros”, “los políticos quieren utilizarnos y manipularnos y si no entras en el juego no consigues subvenciones”… son algunas de las quejas escuchadas antes de comenzar los foros con las OSC. Ahora, la situación es bastante distinta: quieren formarse y han encontrado una cita anual donde pueden hacerlo, han compartido proyectos y objetivos y algunas que llegaban a los mismos usuarios y trabajaban en los mismos territorios han aunado sus energías y recursos para conseguir mejores resultados, además de presentarse con mayor fuerza ante los políticos.

El Proyecto Foros concretiza el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 17 que establece metas con la finalidad de generar alianzas entre gobiernos, el sector privado y la sociedad civil que contribuyan a alcanzar el resto de los ODS. Es de destacar la meta 17.17 que quiere fomentar y promover la constitución de alianzas eficaces en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, aprovechando la experiencia y las estrategias de obtención de recursos de las alianzas. También hace realidad el deseo de la Unión Africana de poner en el centro de todas sus políticas y decisiones la participación de las OSC. Esto se materializa en su 'Agenda 2063: El África que queremos', que llama a todos los actores regionales, de manera especial a las OSC, a contribuir al desarrollo de África.

Ahora esta sencilla, pero original idea, está a punto de replicarse en Tanzania y en Costa de Marfil. En el primer país se plantean dos foros en las ciudades de Moshi y Arusha que ya en diciembre contarán con una primera fase del encuentro con las OSC para conseguir que las reuniones de julio de 2021 sean más productivas. Igualmente, en noviembre se desarrollará la etapa previa que conducirá al primer encuentro de las OSC de Costa de Marfil el próximo año. También 2021 verá un nuevo foro de entidades religiosas y, al menos, dos, sino tres (en distintas regiones), de OSC en Benín. Mientras, la Fundación Salvador Soler continúa su labor de urdir colaboraciones y alianzas con otras Fundaciones y ONG que están interesadas en poner en práctica esta idea en sus lugares de trabajo para impulsar, fortalecer, formar y animar el tejido social de la zona.


También te puede interesar


Sobre Open Value Foundation

Open Value Foundation es una fundación familiar que impulsa y difunde un modelo híbrido entre la filantropía tradicional y la inversión de impacto para mejorar la vida de las personas más vulnerables.

Open Value Foundation pertenece a Santa Comba Gestión SL, holding familiar aglutinador de proyectos que fomenta la libertad de la persona desde el conocimiento.

Contacto

José Abascal, 45, Planta principal
28003 Madrid (España)

+34 91 077 06 08

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Suscríbete a nuestra newsletter
© Copyright 2019. Open Value Foundation