<
VOLVER

Emociones vividas en el encuentro presencial de los Fellows de la segunda cohorte

Carlos Piñeyroa |Asociación ¿hablamos?
Sin pantallas de por medio, el pasado mes de junio, los 25 integrantes de la segunda cohorte del programa Acumen Fellows de España se vieron por primera vez de forma presencial en la Sierra Norte de Madrid. Carlos Piñeyroa comparte lo aprendido y vivido en el segundo seminario inmersivo sobre Liderazgo Adaptativo.
Emociones vividas en el encuentro presencial de los Fellows de la segunda cohorte

Como cuando...

Como cuando volvías de campamento y sabías que algo maravilloso había ocurrido y que nunca jamás se volvería a repetir. Como cuando las cenas se alargan con conversaciones entrañables con amigos de toda la vida. Como cuando pasaba una semana en silencio en la comunidad ecuménica de Taizé, donde como decía el hermano John, “una manzana, sabe a una manzana”. Como cuando te sientes abrazado por tu madre, y sientes la seguridad y la ternura de quien sabes te quiere incondicionalmente...Así, infinitamente así, me sentí yo, después de haber vivido el segundo seminario inmersivo de mi cohorte Acumen Fellow 2021.

Cómo lo hacen, ahora el “como” con acento, no lo sé...bueno, sí sé algunas cosas de ese cómo. Algo creo que he aprendido de la receta, algunas cosas ya estaban en mí y otras me las he traído a tierras mañas, para compartirlas con amor y con ternura con mi gente de la Asociación ¿hablamos?.

¿Cómo lo hacen? Dejadme que os cuente algunas certezas de esos ingredientes.

Con paciencia, por parte de Ignacio, de Álvaro y Paula. Con paciencia y con mucho cariño, como quien moldea el barro, con esa sonrisa entre cómplice de quien se sabe en el proceso mágico de creación.

Con confianza, en todas y cada una de las veinticinco personas que formamos esta cohorte, y con confianza en cada uno de los pasos que poco a poco hemos ido dando.

Con afán de superación, con apoyo mutuo, porque no todos/as avanzamos al mismo ritmo, pero todos supieron esperar, todos acogieron y recogieron y todos encontramos el ritmo justo para seguir, teniendo audacia y al tiempo cohesión.

Con cariño, con amor, con dejar que cada uno encuentre su voz, quererla y comprenderla, aunque sea para reconocer que en esa diversidad está la esencia de este precioso 'patchwork' que nos abriga y da calor, el sentido de fiesta, de celebración, de saber que cada instante es un momento de vida que la Vida nos da, con abrazos desde el momento en el que nuestros cuerpos, después de muchas semanas, se pudieron abrazar, tocar, sentir…

Porque sobre todo era necesaria la corporeidad, el abrazo, el roce...con los picos y los valles, porque para que haya picos son necesarios los valles, con la normalidad de reconocernos vulnerables, con noticias preciosas sobre nuevas rutas, nuevas vidas, nuevos destinos que luego tornan en lo cotidiano, pero que abrazados se sostienen, nos sostienen. Con la sensación de que esto importa que no sabes muy bien el cómo pero esto importa, a ti, como persona, a nosotros/as como cohorte, a ellos/as como sociedad, a ti como amigo/a, a nosotros/as como ciudadanos/as, a ellos/as como compañeros/as de camino, a ti como parte ya de mi familia, a nosotros/as como parte de esta Humanidad, a ellos/as como prójimos, a ti.

¿Cómo será el futuro? de nuevo con acento.

Pues no lo sabemos, pero confiamos. Confiamos en que como poco sea como el presente continuo que vivimos cada domingo, como el cariño que recibimos a cada instante, como el aprendizaje de tantas herramientas que hacemos nuestras y que nuestras asociaciones hacen suyas, como el amor que sentimos con cada llamada, con cada whatsapp, con cada mensaje de apoyo, de ¡vamos! hoy que empiezas tu nuevo proyecto, de ¡vamos! que la vida continua y estamos aquí para sostenerte, sostenernos, sostenerlos. Como el avance que sentimos en nuestros proyectos locales y que reconocemos en camino. Como la responsabilidad que sentimos de no quedarnos todo este amor y aprendizaje entre las telas de este 'patchwork', sino compartirlo y difundirlo porque el amor y el conocimiento es lo único que compartiéndose se multiplica.

Es por las grietas por donde entra la luz, es por nuestra vulnerabilidad declarada y expuesta, que la luz está entrando en esta cohorte. Somos vasijas de barro, para que se aprecie que esta luz que llevamos dentro, no nos pertenece, es luz que nos ha sido dada y que debemos dar. Como cuando estás en brazos de tu madre, así nos sentimos, confiados, seguros, alegres, rodeados de ternura, y con la certeza de que el camino de aprendizaje emprendido nos llevará a ser mejores. Tú, nosotros/as, ellos/as. Como cuando...ponle tú el acento.


Sabemos que en España hay muchas personas comprometidas con dejar un mundo mejor del que encontraron y trabajando por que así sea. ¿Eres una de ellas? ¿Conoces a alguien que lo sea? Haz clic aquí para saber más acerca del Acumen Fellows Program.


También te puede interesar


Sobre Open Value Foundation

Open Value Foundation es una fundación familiar que impulsa y difunde un modelo híbrido entre la filantropía tradicional y la inversión de impacto para mejorar la vida de las personas más vulnerables.

Open Value Foundation pertenece a Santa Comba Gestión SL, holding familiar aglutinador de proyectos que fomenta la libertad de la persona desde el conocimiento.

Contacto

José Abascal, 45, Planta principal
28003 Madrid (España)

+34 91 077 06 08

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Suscríbete a nuestra newsletter
© Copyright 2019. Open Value Foundation